MAITE MAIORA ELIZONDO

Mendaro (GIPUZKOA), 20/06/1980.

Persona de 33 años que intenta estar siempre ocupada con algo. Odio es sedentarismo. Mucha gente me ve como gente diferente pero yo soy una persona normal. Habitante de un pueblo pequeño de 3000 habitantes. La hija pequeña de entre 3 hermanos e hija de carnicero. Que trabaja para tener un sueldo y poder pagar las deudas.

Tampoco me gustaría vivir de trail running. Yo prefiero tener un puesto de trabajo y que el deporte sea un hobby,aunque casi es como mi estilo de vida.

Saco tiempo para entrenar y para poder disfrutar con mi pareja de donde no hay.

Nuestro mundo, mi mundo, es una manera de vivir que nos gusta y que disfrutamos mucho.

Me gusta competir, ya que es una manera de ponerme a prueba, pero lo que más me gusta es entrenar, el día a día. Correr en el monte me da sensación de libertad, aparte de poder disfrutar de vez en cuando de animales salvajes, que de otra manera no podría ver. No me gusta correr con música y menos en el monte, me gusta escuchar los ruidos que la naturaleza nos ofrece.

Me gusta también correr en asfalto que es donde realmente se siente la velocidad corriendo.

El día que deje de ponerme nerviosa en la salida de una carrera, dejaré de competir. Se habrá acabado la ilusión.

Detrás de una carrera de montaña no sólo está el entrenamiento físico o psicológico que todo el mundo lo entrena. Hay otros factores que hay que tomar en cuenta el día de la carrera. Dependiendo del tiempo que va a hacer se elige la vestimenta. Muy importante mirar el perfil y el desnivel para poder ir dosificando las fuerzas. El material que utilizamos (zapatillas, riñonera, cortavientos, guantes, etc.) es muy variado y según el terrero la elección es muy difícil, hasta el punto en que muchas veces 10 minutos antes de la carrera todavía no lo tengo decidido.